La Arena Y Los Suenos (Poemas Del Sahara)

Luis Lopez Anglada


Libro electrónico La Arena Y Los Suenos (Poemas Del Sahara) disponible en en nuestro sitio web con formato PdF, ePub, audiolibro y revista. Cree una CUENTA GRATUITA para leer o descargard La Arena Y Los Suenos (Poemas Del Sahara) GRATIS!

LINGUA España
AUTOR Luis Lopez Anglada
ISBN none
TAMAÑO DEL ARCHIVO: 7,71 MB


Página anterior: ?Que Ocurrira Manana? Europa, El Mundo, Nuestro Destino Vistos Por La Astrologia
Siguiente página: El Hombre Del Bicentanario

Comprar Libros de geografía y viajes. La arena y los sueños (poemas del sáhara) por lópez anglada, luis - con firma y dedicatoria autógraf. Lote He caminado la noche entera en la Tierra de los Sueños; Pero por serenas y cálidas que fuesen las anchas aguas, No pude llegar hasta la otra orilla. ‘¡Padre, oh padre! ¿Qué hacemos aquí En esta tierra de incredulidad y temor? La Tierra de los Sueños es mucho mejor, allá lejos, Por sobre la luz del lucero del . Los tres poemas (“Un barco de papel”, “Anuncios del arco iris” y “Llamando a la puerta”) se agrupan bajo el título general de En la luz de la arena y están dedicados especialmente a todos aquellos niños y niñas saharauis que se emocionan con la palabra poética. EN LA LUZ DE LA ARENA En la luz de la arena juegan un barco, el arco iris, y hasta el viento confundiéndose con las. He querido que los poemas que hemos ido compartiendo y en muchos casos descubriendo cada sábado, muchos de ellos inéditos, puedan quedar también en este documento para compartir con aquellos que aman la literatura o el pueblo saharaui. Poemas llenos de nostalgia, llenos de sentimientos que nos producen tanta admiración. Un pueblo armado hasta los dientes de razón, de cultura, de. Y soñé que subía por la Montaña de la Maravilla. Y soñé que llegaba a una ciudad dormida entre hermosas palabras de amor. Y soñé que dormía bajo un árbol coronado de trinos y rocío. Soñé que iba a caballo con la espada desnuda del espíritu y nacían en mi espalda dos alas llameantes. Soñé que una persona me miraba y era. A través de la lectura y estudio de los cuentos tradicionales saharauis y la fascinación que provocaron en mi persona, fui poco a poco acercándome también a la literatura escrita, en un primer momento a la poesía, casi al mismo tiempo que comencé a entablar relación y conocer más de cerca de sus autoras y autores, gracias a los contactos que me facilitó, cómo no, nuestra admirada y. y la que abre un poema al más simple pensamiento. 2 Soy la que prisionera dentro de su propio verso, renace entre rima y rima reviviendo los recuerdos. 3 Soy yo la del vino alegre, risa franca, corazón sincero, la que derrama en prosa los más dulces sentimientos; 4 la que, como arena, se arrastra hasta el mar de los recuerdos y huye del sol. En la arena y el sol puros, bajo el sol y la arena fervientes. Ebrios de esperma y de furor, desembarcaron, ebrios de fe, a un vino fuerte semejantes. En la arena construyeron fuertes como florones, en setecientos kilómetros. Y almenas. Y su fuerza se vino abajo Y de todo esto sólo quedan los sueños azules de los turistas, y es muy bello. Los sueños de Quevedo parecen la obra de un hombre que no hubiera soñado nunca, como esa gente cimeriana mencionada por Plinio. Después vendrán los otros. El influjo de la noche y del día será recíproco; Beckford y De Quincey, Henry James y Poe, tienen su raíz en la pesadilla y suelen perturbar nuestras noches. Interpretación: Rosalia de Castro escribió muchos versos sobre la muerte, que interpretaba a través del fin de la primavera y la llegada del otoño y el invierno. Este poema es un ejemplo de ello. Como bien dice el poema, otros lirios blancos florecerán, pero nunca más aquellos a los que conoció, por los que lloró y a los que amó. El arca de los sueños (39) Poema publicado el 16 de Agosto de Mi vida se reduce a un descamino: sangre y voz en pos del sueño que se escapa de la punta de mi pluma siguiendo el túnel de mi brazo al corazón del silencio.

LIBROS RELACIONADOS